10 de marzo de 2013

Santuari de Vilar



El Santuari de la Mare de Deu de Vilar se encuentra en Blanes, entre la carretera que va de Blanes a Tordera. Es muy fácil de llegar, cogiendo la autopista C-32, justo en la rotonda donde acaba, hay un indicardor de El Vilar, seguimos la carretera asfaltada durante un ratito para luego pasar a tierra, y todo muy bien indicado en un momento llegamos al Santuario.

Sorprende nada más llegar porque los alrededores del Santuario es una zona de barbacoas, por lo tanto si quereís tranqulidad tendreís que ir entre semana, porque los fines de semana es una locura de gente, humo y música. De todas maneras no os asusteís, una cosa que me sorprendio es que nada más acercarte al porcho del Santuario se respira otro ambiente, y al entrar el silencio inunda el Santuari. La fachada es muy bonita, esta todo muy bien cuidado y el interior del Santuario es precioso.

Dice la tradición que la Mare de Deu se encontró en el año 1012, como casí siempre por una humilde pastora, cerca de la fuente.  En el año 1609 se derriba la antigua iglesia, y se empieza construir una nueva más grande y con porcho.  Como tanto casos durante la guerra civil fue quemada la iglesia, pero la imagen de la Virgen se salvo gracias al mossen y a la familia Vilà.  Una vez acabada la guerra se volvió a contruir el actual Santuari, obra de Isidre Puig i Boada, discípulo de Gaudí. El nuevo porcho se inauguró en el 1949, y la culminación de las obras en el 1951.

  


Dentro de la iglesía encontramos 10 barcos colgados del techo y también el remo de 34. Este remo es en agradecimiento del escritor Joaquim Ruyra, en agradecimiento de su novela  "El Rem de trenta-quatre"

En la pared derecha se encuentra también la imagen de Sant Elm, patrón de los marineros, y en unas racholas de cerámica una red con dos peces. En la pared izquierda se encuentra la imagen de Sant Isidre, patrón de los pageses, y en una racholas un "cistell" lleno de frutos de la tierra.


2 comentarios:

Francisco Dental dijo...

He pasado cientos de veces y nunca he parado pero tu artículo me ha hecho recapacitar y en la próxima ocasión pararé para visitarlo, eso si lo haré entre semana siguiendo tu recomendación.
Un saludo cordial.

Jose dijo...

Me alegro mucho, espero que te guste..ya veras que sorprende mucho, y tiene un encanto especial al ser un santuario de Pescadores..

saludos